El IPC y la paguilla

La inflación media en 2021, a efectos del ajuste del poder adquisitivo de las pensiones, según el nuevo criterio que se aplicará en 2022, ha sido del 2,51%. Este indicador se obtiene como la media de la variación anual en los meses de diciembre de 2020 a noviembre de 2021 del Índice de Precios al Consumo (IPC). Y, como decimos, ya sabemos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que dicha media ha sido del 2,51% 

Para entender mejor las implicaciones que esto tiene sobre el coste del ajuste de las pensiones en 2022, año en el que se cambia el criterio de ajuste, conviene tener en cuenta lo siguiente: 

  • El 1 de enero de 2021 se procedió a la revalorización de las pensiones de 2020 con un 0,9% en previsión de una inflación esperada para el conjunto del año recién iniciado de esa magnitud. 
  • En 2022 y en lo sucesivo, el criterio de revalorización ya no será la inflación esperada, sino la inflación observada (en el año precedente, se entiende) según se explica en el primer párrafo de esta entrada. 
  • El 1 de enero de 2022 se dan dos circunstancias relevantes para la estimación del coste del ajuste de las pensiones: 
  • La inflación esperada en enero de 2021, el 0,9% antes mencionado, se ha visto fuertemente superada por la inflación media noviembre/noviembre, que ha sido del 2,51% también antes mencionado. Por lo que es necesario proceder a la actualización de las pensiones para tener en cuenta esta desviación de la inflación. 
  • La introducción del nuevo criterio de ajuste de las pensiones, que hace que el 1 de enero de 2022 coincidan dos grandes desembolsos: (i) la actualización de las pensiones de 2021 con el 1,61% de la desviación, que se produce en una “paguilla” única y (ii) la revalorización de las pensiones para 2022 con la inflación observada en 2021, del ya citado 2,51%. 

Con todos estos elementos, nos encontraremos con un desembolso en 2022 por los conceptos de revalorización (ajuste con la inflación esperada u observada) y actualización (ajuste con el desvío de la inflación observada respecto a la esperada). El desembolso total puede ser, pues, muy importante.  

Como se puede observar en el cuadro siguiente (cálculos aproximados), la revalorización de enero de 2021 ya costó unos 1.350 millones de euros (a lo largo del año). En enero de 2021 no hubo “paguilla” de actualización, por la sencilla razón de que en 2020 la inflación fue del -0,3%. De hecho, si se hubiese tenido que realizar la actualización por desvío de la inflación esperada en 2020 (otro 0,9% en diciembre de 2019), debería haberse producido un recorte nominal de las pensiones del 1,3%, para que estas mantuviesen su poder adquisitivo.  

En enero de 2022 se producirá un desembolso de una sola vez de unos 2.360 millones de euros a cuenta de la “paguilla” (actualización) y, además, en el curso del año, mes a mes, en las catorce pagas anuales de las pensiones, un desembolso adicional, en la masa de las pensiones debidas, a cuenta de la revalorización con el nuevo criterio de la inflación pasada que se estrenará en ese mismo año de otros 3.644 millones de euros.  

En suma, la inflación observada en 2021 va a generar un sobrecoste de las pensiones ligeramente superior a los 6.000 millones de euros en 2022. Los números podrán afinarse, pero resultan clamorosos. Siendo socialmente deseable que las pensiones preserven su poder adquisitivo (que lo aumentan cuando la inflación es negativa y no se realiza el ajuste), las preguntas que surgen son numerosas. En especial ¿cómo se van a pagar estos sobrecostes? 

El cuadro anterior, por otra parte, contiene información que exacerba la pregunta anterior. Porque estos incrementos de la pensión se consolidan en la base para años sucesivos. Lo cual también es socialmente deseable.  

Ello implica que, si extendemos el cálculo del coste del ajuste de 2022 a la vida esperada de las cohortes de pensionistas que se van a beneficiar de dicho ajuste, obteniendo el Valor Presente del mismo hasta la desaparición de todos los pensionistas actuales, sin incorporar a este coste el que causaría el ajuste de las pensiones de los nuevos pensionistas de 2022, llegaríamos a un Valor Presente (VP en el cuadro, no descontado) de unos 28.585 millones de euros solo causados por el ajuste de 2022. 

Y así en cada año sucesivo, componiendo además el hipotético cálculo por el crecimiento de la masa salarial, los derechos de pensión de las sucesivas cohortes, el número de nuevas altas de pensión y la esperanza de vida de los nuevos pensionistas. ¡Calculen! 

LoRIS, expertos en definir soluciones avanzadas y eficientes para la jubilación de los usuarios finales.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¿Quiere recibir por correo aviso de los nuevos artículos en el Blog de LoRIS?

ÚLTIMAS ENTRADAS

LoRIS ADVISOR

Descubre el «consejo previsional del mes» elaborado por nuestros profesionales

¿Por qué la subida de tipos de interés es tan peligrosa?

Como vimos en nuestra entrada previa en la que hacíamos referencia a la inflación, una de las consecuencias de ésta es la subida de tipos de interés nominales. La línea ascendente del tipo a 10 años americano, hoy con una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 2,82%, ha...

PAUSA-CAFÉ

Mientras te tomas un respiro o un café, te explicamos algunos conceptos básicos de la “industria de las pensiones”

La receta perfecta para el fracaso previsional en España

En 2012, los Premios Nobel Banerjee y Dufflo’s enunciaron su receta de las “tres Íes” como la mezcla infalible de condiciones para que algo salga mal: Ideología, Ignorancia e Inercia.   Todos tenemos ideología, de alguna forma u otra, pero igual que no...

A WORLD OF PENSIONS

EL MUNDO DE LAS PENSIONES

En esta sección se contienen breves análisis de las principales reformas previsionales en el mundo.

El futuro de las pensiones en LATAM

El pasado lunes 21 de marzo, la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile [sic] aprobó la quinta retirada de fondos de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones) en lo que va del periodo de pandemia (según comenta la cadena T13). Esta retirada no figuraba en el...