La inflación parte II

Ya se ha publicado el dato avanzado de inflación del mes de marzo, que la sitúa en un 9,8% interanual y en un 3,4%, en lo que va de año. Un nivel propio de los años 80. Aunque el origen de este incremento se debe a varios motivos previos, la guerra desatada por la invasión de Ucrania está haciendo mucho peores los efectos de aquellos que ya veníamos experimentando en los meses precedentes. Como ya apuntamos en una anterior entrada del blog, la inflación actúa como un impuesto al detraer poder adquisitivo de las rentas de los agentes económicos cuando estos las usan para adquirir bienes, servicios y activos cuyo precio ha aumentado. Cierto es que la inflación beneficia a deudores cuya obligación no esté vinculada a la inflación y a agentes con capacidad para repercutir en sus precios aumentos desproporcionados que trasladan a sus clientes, eventualmente los consumidores.  

En las circunstancias actuales, marcadas por el devastador conflicto bélico y la desorganización de la cadena global de suministros de productos energéticos, conocer con precisión hacia qué escenario macroeconómico nos dirigimos es muy difícil. Aun así, se pueden discernir algunos de estos escenarios probables. 

Ya está fuera de duda que la inflación se mantendrá elevada durante más tiempo del considerado inicialmente. En España parece que vamos a sufrir una presión fiscal efectiva más alta por la no deflactación de la escala del IRPF, lo que junto a la inflación reducirá doblemente la renta disponible de prácticamente todos las hogares y empresas. 

Por otra parte, como consecuencia de esta alta inflación, se incrementarán los tipos de interés. De momento, el Euribor a 12 meses, solo en marzo, ha aumentado 28 puntos básicos, aunque en loa que va de año lo ha hecho en 41 puntos básicos. Por su parte, la TIR de la deuda pública española a 10 años ha pasado del 0,57% al 1,50%, lo que afectará negativamente a todos aquellos agentes que se hayan endeudado a tipo variable o que piensen hacerlo en el futuro, ya sea a tipo fijo o variable. 

En tercer lugar, y esto sí que sería directamente achacable a la guerra de Ucrania, el cambio de modelo energético hacia uno más verde y menos dependiente de combustibles fósiles se va a acelerar de forma notable, para así reducir la dependencia energética de carbón y petróleo ruso. Esta aceleración, principalmente en el mercado europeo, aunque también en todo el mundo occidental, va a suponer una mayor necesidad de recursos destinados a su financiación: comprar tiempo es más caro proporcionalmente. Va a suponer también una oportunidad de inversión y un aumento relevante de la escala del sector verde, con el consiguiente incremento de su actividad, puestos de trabajo y demandas de inversión tanto públicas como privadas. 

En el ámbito financiero, las compañías de seguros, en su posición inversora en renta fija, van a poder encontrar nuevos activos con una rentabilidad nominal más interesante frente a la que venían encontrando hasta ahora (prácticamente cero o negativa en los activos con menos riesgo). La renta fija ganará atractivo, como opción interesante para invertir, por la subida de sus TIR (y no para estar invertido, por las naturales bajadas de precios de los títulos en cartera), aunque la rentabilidad real a estos niveles será negativa. En el sector, se tendrá la opción de invertir a tipos más altos tanto las nuevas primas como la tesorería generada por las actuales inversiones vencimientos, cupones…. mientras la renta variable quizá siga sufriendo, siempre existirán valores, sectores y mercados con buen desempeño. 

En la economía real, tanto de las empresas como de los hogares, los desafíos descritos afectarán de forma desigual a unas y otros. Las economías corporativas y familiares más flexibles y adaptadas limitarán los daños e, incluso, aprovecharán las oportunidades. Las menos flexibles, no serán capaces de adaptarse por completo o, si lo hacen, será pagando un precio elevado, quedándose algunas descolgadas en indicadores básicos de bienestar (renta, empleo, perspectivas de crecimiento).  

En el plano previsional, como ya hemos aludido en anteriores entradas, los desafíos son muchos. Aumentos del coste agregado de las pensiones para la Seguridad Social. Para los pensionistas, aumentos de los precios de los bienes y servicios que más demandan, entre otros. 

Frente a los escenarios que a partir de ahora cabe imaginar, ya impregnando la vida económica en España y en multitud de otros países, a corto plazo, solo cabe el diseño de planes responsables de protección a los agentes económicos (familias y empresas) más desfavorecidos y vulnerables, mediante una firme contención general del traslado (pass-through) de la inflación energética a toda la cadena de precios y costes y la ayuda directa condicionada y temporal a aquellos agentes.  

A medio y largo plazo, sin embargo, la mejor cobertura contra este tipo de impactos negativos ocasionales es tener un tejido empresarial moderno y productivo y una población laboral activa y bien formada, que, conjuntamente, sean capaces de generar valor para toda la sociedad mediante la creación sostenida de riqueza, ahorro, empleo de calidad y recursos suficientes para que el Estado pueda implementar planes sólidos de asistencia a los agentes más afectados por graves perturbaciones como la que nos afecta ahora sin tener que tensionar excesivamente los niveles de deuda o la presión fiscal al resto de los agentes. 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¿Quiere recibir por correo aviso de los nuevos artículos en el Blog de LoRIS?

ÚLTIMAS ENTRADAS

LoRIS ADVISOR

Descubre el «consejo previsional del mes» elaborado por nuestros profesionales

¿Por qué la subida de tipos de interés es tan peligrosa?

Como vimos en nuestra entrada previa en la que hacíamos referencia a la inflación, una de las consecuencias de ésta es la subida de tipos de interés nominales. La línea ascendente del tipo a 10 años americano, hoy con una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 2,82%, ha...

PAUSA-CAFÉ

Mientras te tomas un respiro o un café, te explicamos algunos conceptos básicos de la “industria de las pensiones”

La receta perfecta para el fracaso previsional en España

En 2012, los Premios Nobel Banerjee y Dufflo’s enunciaron su receta de las “tres Íes” como la mezcla infalible de condiciones para que algo salga mal: Ideología, Ignorancia e Inercia.   Todos tenemos ideología, de alguna forma u otra, pero igual que no...

A WORLD OF PENSIONS

EL MUNDO DE LAS PENSIONES

En esta sección se contienen breves análisis de las principales reformas previsionales en el mundo.

El futuro de las pensiones en LATAM

El pasado lunes 21 de marzo, la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile [sic] aprobó la quinta retirada de fondos de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones) en lo que va del periodo de pandemia (según comenta la cadena T13). Esta retirada no figuraba en el...