¿Pierden fuelle las pensiones?

A pesar de las mejoras que se vienen introduciendo en los últimos años en las pensiones contributivas de la Seguridad Social, diríase que estas pierden fuelle. Ello se observa cuando se compara la pensión media de jubilación del Régimen General con la misma pensión de las nuevas altas de cada año en este mismo régimen. Prescindimos en esta comparación de los demás regímenes de pensiones de la Seguridad Social porque sus características no los hacen representativos del trabajador ni del pensionista más característico. 

Pues bien, lo que se observa (gráfico y cuadro siguientes) es que la pensión media de jubilación de las nuevas altas respecto a la del conjunto del Régimen General es hoy (2022, enero a septiembre) de 1,09, mientras que en 2012 era de 1,25. 

Que la pensión media de las nuevas altas sea superior a la pensión media total del Régimen General es lo esperable. Es más, en una economía productiva y dinámica, debería observarse que la ratio entre ambas fuese cada vez mayor, ya que las nuevas altas de pensión corresponden a trabajadores recién jubilados y bastante más jóvenes que el conjunto de jubilados, cuyas pensiones han venido repercutiendo las ganancias de productividad de los años precedentes.  

Que, por el contrario, la pensión media de las nuevas altas se acerque cada vez más a la pensión media significa que se está perdiendo fuelle en la productividad (como es bien sabido) y los salarios.  

Este es un tema para pensar. No todo el efecto observado se debe a la rémora de una productividad estancada. También hay que tener en cuenta que el avance del periodo de cómputo está desempeñando el papel de moderar el cálculo de las nuevas pensiones. Al mismo tiempo, los largos periodos de desempleo desde la crisis financiera y/o las lagunas de cotización pesan en las nuevas altas de pensiones de los últimos años.  

El caso es que la tendencia a la que apuntan los datos de la última década se va a prolongar, seguramente, reflejando la calidad de los empleos de los últimos lustros. Ya sabemos que, a pesar de esta tendencia, las pensiones medias de las nuevas altas de jubilación del Régimen General son superiores (y cada vez más) que los salarios de los trabajadores más jóvenes. 

Razón de más para afrontar el ineludible impulso que la productividad necesita en nuestra economía. Las pensiones son el reflejo de los salarios y no pueden mejorar si estos no mejoran, salvo que estemos dispuestos a reventar las costuras financieras de la Seguridad Social y, a la postre, del déficit estructural. 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¿Quiere recibir por correo aviso de los nuevos artículos en el Blog de LoRIS?

ÚLTIMAS ENTRADAS

LoRIS ADVISOR

Descubre el «consejo previsional del mes» elaborado por nuestros profesionales

PAUSA-CAFÉ

Mientras te tomas un respiro o un café, te explicamos algunos conceptos básicos de la “industria de las pensiones”

La inflación es para todos

Repare el lector en que esta entrada, breve, desenfadada y especulativa, pertenece a la sección “Pausa-Café” de nuestro blog. Se trata de entradas hechas para ser leídas en un rato, mientras se degusta un café.   Estamos viviendo en estos momentos una de las tasas de...

A WORLD OF PENSIONS

EL MUNDO DE LAS PENSIONES

En esta sección se contienen breves análisis de las principales reformas previsionales en el mundo.

Tres reformas pensionarias en LATAM

Chile  El 2 de noviembre pasado, el presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo: “las AFP, en esta reforma, se terminan”. Las AFP son las Administradoras de Fondos de Pensiones, es decir entidades gestoras de los ahorros acumulados por los trabajadores en las...